«Si me caí es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena, aunque te caigas»  Eduardo Galeano.

Las mujeres tenemos  nuestro propio día de sensibilización y visibilidad y no me hace feliz.

El que tengamos nuestro propio día es indicador de que las cosas no van muy bien para nosotras como colectivo.

Nuestra igualdad de oportunidades debería de ser, por derecho, los mismos que la de nuestros compañeros humanos, los “seres de sexo masculino”.

Cada uno con sus diferentes características biológicas y fisiológicas.

Respetándonos de corazón y, dándonos cuenta que sólo desde el amor y la educación podemos evolucionar como sociedad y como especie, por lo tanto como humanidad.

Debemos de una vez enseñar a nuestros hijos cómo queremos que sean los hombres y las mujeres del mañana, pero debemos de hacerlo

 YA!

Porque como creadoras de vida, también tenemos la responsabilidad de desprendernos de antiguas creencias y falsos mitos.

No se trata de dar la imagen de sufridoras, ni de víctimas.

Tampoco tenemos porque soportar todo el peso del mundo en nuestras espaldas.

Se tiene que terminar el querer ser “super mujer”, nadie debería de tener que ser “super nada”, ni demostrar permanentemente lo que podemos hacer y donde podemos llegar.

NO importa la edad que tengamos, ó el punto del ciclo vital en que nos encontremos.

Tenemos que avanzar. Hay mucho que transmitir.

Vienen muchas niñas detrás. 

Hijas, nietas, sobrinas, amigas, compañeras. Nos gustará verlas vivir en armonía con sus semejantes; sea del mismo ó diferente sexo, y del mismo ó diferente género.

No vale ya el mirar hacia otro lado. Tenemos la responsabilidad de estar ahí por nosotras y por las que están  a tu alrededor. Observando los pasos que das para continuar.

Somos totalmente responsables de las generaciones venideras, estamos como mujeres enseñándoles los valores que nos darán continuidad como humanidad.

Creo que ya no es simplemente feminismo, ni siquiera post-feminismo.

 Todos los “ismos” son al final igual de peligrosos, porque nos llevan a posturas extremistas y divergentes. 

Y aquí en este mundo, para que nos vamos a engañar, nos necesitamos todos.

Es estupendo recordar a mujeres que lograron destacar a lo largo de la historia, pero este día tiene que ser de reflexión también para las mujeres anónimas, las que no tienen apenas oportunidades nada más nacer. Las que no tienen apenas herramientas para defenderse en esta maraña compleja que es vivir. 

Las que son sólo un número más en expedientes polvorientos, o, simplemente se evaporan, como si su paso por la tierra no fuera importan, sin embargo, nosotras también somos ellas.

¿Hacia dónde queremos ir? 

¿Qué pasos vamos a dar?

Sin duda tenemos mucho que decir. Nuestra voz tiene que seguir elevándose, comprender de una vez  que tenemos que seguir caminando juntas, juntos,  juntes.

Las que hoy estamos debemos de honrar a nuestras mujeres, las que nos han permitido  estar aquí y ahora.

Esas que han constituido nuestras raíces; nuestras madres, abuelas y bisabuelas. Nuestras ancestras.

Las que hicieron todo lo que pudieron, aunque eso ahora no baste. Porque a pesar de lo construido toca ya vivir en equidad.

Enaltecer sus vidas es también vivir mejor la nuestra.

Muchas emigraron para que tuviéramos una vida mejor, otras se divorciaron buscando ser felices. Todas trabajaron para sacar a su familia adelante.Otras muchas aguantaron situaciones imposibles.

el sacrifico, el esfuerzo, y el sometimiento ha sido la señal de identidad de millones mujeres alrededor del mundo, y no nos engañemos, aún lo es.

Somos mucho más que el resultado de la suma de todo ese proceso.

La palabra y nuestro mensaje tiene un gran poder. Pero para eso debemos de permanecer unidas, no para ir “en contra de”, sino para reencontramos. 

Para sentirnos orgullosas de ser lo que somos y de dónde venimos.

Muchas de nosotras hemos crecido y vivido con firmes cimientos patriarcales indiscutibles.

Hemos vencido muchos, muchos obstáculos, y seguiremos haciéndolo. Para que nuestra voz se escuche debemos de bucear en nuestro interior, llegar al fondo y SANAR

Llegar a aceptar y  poder perdonar. No es lo mismo nuestra realidad que la de otras mujeres,  pero seguro que a ti también te ha pasado esto alguna vez. 

¡Tenemos que lograr que no le pase a ninguna mujer más!

¿Cuándo fue última vez y dijiste bastaron aguanto más, no me merezco esto, no quiero esto, no acepto esto y te reinvéntate desde cero?

 Esa fue la vez que comenzaste a VIVIR.

Y a partir de ahí comenzaste a ser verdaderamente tú. 

Es ahí, en ese punto, cuando comenzaste a poder ser útil a las mujeres de tu círculo, a las de tu vida. 

A las que vienen y se quedan. A las que vienen y se van. A todas ellas.

Hoy por hoy, creo que ya estamos más que convencidas, que no se trata de ser iguales, sino de tener las mismas oportunidades en todas las áreas con nuestras características.

Ser libres de decidir, de desarrollarnos, de vivir en armonía.

 Sin estar continuamente defendiendo nuestros derechos, o dar continuamente explicaciones del porqué nos merecemos lo mismo que nuestros compañeros del sexo masculino.

En muchos rincones hay millones de niñas y mujeres que están peor y es vital tomar conciencia de lo que acontece a pocos Kms de ti.

Aquí os dejo un  breve repaso histórico…

Hace 166 años, concretamente en marzo de 1857, comenzaron las protestas sistemáticas de obreras neoyorquinas. Luchaban por nuestros derechos laborales, mejoras salariales, derecho al voto, reducción de jornada y condiciones laborales dignas.

54 años después, en  marzo 1911, se conmemoraba por primera vez ese día en las calles de Alemania, Suiza, Dinamarca y Austria.

Recién en 1977 reconoció este día ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para celebrar los logros alcanzados en la lucha por la igualdad de la mujer, tanto a nivel político, como económico y social. 

Se escogió como fecha el  8 de marzo. Conmemorando un trágico incendio laboral, con un saldo de  varias mujeres muertas.

Se eligió este día para que las mujeres se posicionaran unidas en contra de las tiranías, y a favor de la paz y la igualdad.

El movimiento feminista utiliza también este día para recordar los hitos alcanzados y los retos pendientes.

Hubo grandes momentos históricos que marcaron nuestra realidad  de hoy.

Aunque a veces,  en busca de la igualdad nos hemos perdido, queriendo ser iguales que los hombres.

Todos estos movimientos y los que no están datados, reflejan que; sólo por nacer con las características biológicas y fisiológicas de; “ser humano de sexo femenino, la vida nos va a resultar algo más difícil .

PERO, CREO QUE YA TOCA DE UNA VEZ Y DE VERDAD LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES  no porque sea algo políticamente correcto. O porque queda bien que salgamos en la foto.

Sino que verdaderamente se nos reconozca nuestras fortalezas, nuestra esencia  y nuestra potencialidad, ni más ni menos.

Leyendo  sobre la historia de la mujer en la humanidad, observamos casos bastante aislados de mujeres que lograron destacar. 

Y, gracias a ellas, muchas de nosotras, hemos podido acceder a vivir una vida más plena.

Pero hoy por hoy no basta. 

Si leemos y nos documentamos lo que hoy está pasándole a muchas mujeres  es verdaderamente algo muy grave, muy serio, y sumamente triste que refleja la parte más negra de la  sociedad en la que vivimos y  que nos afecta a TODOS POR IGUAL.

Más allá de  porque soy mujer, porque soy un ser humano.

Y esto no pasa sólo lejos de tu casa. ¡Puede estar pasando en la puerta de enfrente !

ESTO ESTÁ PASANDO EN EL MUNDO, EN TÚ MUNDO a mujeres de carne y hueso HOY

 A nivel laboral:

Menos oportunidad de ser contratadas.

Las mujeres ganan una media de 30% y 24% menos en su salario

Los motivos son varios: 

La mayoría de trabajadores a tiempo parcial son mujeres.

Los complementos salariales son un 44% menor que a lo de los hombres.

Las mujeres son más propensas a atravesar situaciones de desocupación y de sub ocupación.

Entre un 4 y un 5% de las mujeres accede a puestos de trabajo de dirección o jefatura.

A nivel integridad personal y desarrollo.

La violencia y el maltrato hacia la mujer es una una violencia sistémica que perdura en el imaginario social, y que, en la actualidad se extiende en forma de micro y macro machismos.

Por desgracia, el maltrato, las violaciones y los asesinatos de mujeres no pertenecen al pasado, a situaciones arcaicas, sino que ocurren también en nuestra época. 

Es un fenómeno sistemático y sistémico.

La violencia de género se manifiesta de forma física, sexual y psicológica, e identifica cinco tipos ( Clasificación de la ONU).

Violencia en el marco de la pareja. 1 de cada 3 mujeres ha sufrido o sufre violencia física o sexual hoy  por parte de su pareja o ex pareja.

Violencia sexual. 1 de cada 2 mujeres a nivel mundial ha sufrido o esta sufriendo algún tipo de violencia hoy.

Trata de seres humanos Aproximadamente 100.000 al año en el mundo, el 90% son mujeres y casi la totalidad va a organizaciones de explotación sexual.

Mutilación genital femenina. Aproximadamente 3 millones de niñas en el mundo anualmente.

Matrimonio infantil. 1 de cada 4 niñas es obligada a casarse antes de los 18 años en el mundo ( cada 3 segundos una niña es obligada a casarse)

Atención:

********El número de llamadas a las líneas telefónicas de asistencia se ha quintuplicado en algunos países como consecuencia del incremento de las tasas de violencia de pareja provocado por la pandemia de Covid19. La restricción de movimiento, el aislamiento social y la inseguridad económica elevan la vulnerabilidad de las mujeres a la violencia en el ámbito privado en todo el mundo.*****

A nivel salud

Existe una repercusión directamente proporcional a años de angustia, estrés, miedo, violencia,etc.

Enfermedades tan limitantes como:

La Depresión, un mayor riesgo de Ictus y un mayor riesgo de enfermedades coronarias es un realidad en el mundo femenino.

Mucho más en las mujeres que les ha tocado vivir situaciones extremas.

¡Desde ya! 

Un paso a la acción desde cualquier rincón y de todas las maneras posibles a las que accedamos.

Un abrazo, Gra.

Fuente de  datos : ACNUR,   AYUDA EN ACCIÓN, ONU mujeres.

https://www.unwomen.org/es/what-we-do/ending-violence-against-women/facts-and-figures

https://eacnur.org/es/actualidad/noticias/emergencias/9-datos-sobrecogedores-sobre-violencia-de-genero-en-el-mundo

https://ayudaenaccion.org/ong/blog/mujer/violencia-genero-cifras/

https://www.epdata.es/datos/trata-personas-mundo-datos-graficos/427

Puedes encontrarme en mis redes sociales.

Si te ha gustado ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *